CONDESCER

Algo peor que ser profesor/a es ser profesor/a guay.

No hay nada peor que enseñar desde la verdad y la ruptura, porque no estimula a que haya nada más allá que romper, ninguna otra verdad que inventar. La gente más creativa que conozco se ha criado en casas grises. Matilda nunca sería tan Matilda si hubiera crecido con la señorita Honey, ella le hubiera elegido los libros.

La paz en un hogar ayuda más que el dinero y las escuelas de Cambridge para sacarse el first y todo esto no lo puede escribir más que una chica medio pobre, de familia cariñosa y poco cuidadosa con los regalos de cumpleaños.

VER es un error si solo repiten nuestras palabras, pero no podemos decirles otras que las nuestras ¿se darán cuenta de ello? ¿les dará fuerza para escuchar las suyas? ¿les trataremos con condescendencia? ¿los adultos volverán a exigirnos agradecerles todo, agradecerles su existencia, su influencia, su poder? ¿sentiré yo celos de alguna de estas personas jóvenes? ¿me sentiré amenazada? ¿les amenazaré?

si son vivencias que yo he vivido dirigidas por adultos pestilentes que me han enseñado mucho, ¿seré yo capaz de convertirme en una mierda de ese tipo? ¿guardaré solo amor para ellos y ellas? ¿creeré que su éxito es el mío? ¿creeré que su fracaso lo es?

Desmusea Desmusea